viernes, 4 de mayo de 2012

Menopausia: Mitos y verdades



La menopausia es el cese de los períodos menstruales y la mujer no puede estar segura de haber entrado en esa etapa de su vida, hasta después de un año sin sangrado menstrual. El período antes de la menopausia es la peri-menopausia. En un estudio extenso (2700 mujeres), se documentó que este período de transición varía de dos a ocho años. 

< 40 AÑOS
=  MENOPAUSIA PRECOZ
40-45 AÑOS
= MENOPAUSIA TEMPRANA
45-50 AÑOS
=  MENOPAUSIA NORMAL
>50 AÑOS
=  MENOPAUSIA TARDÍA


Contrario a las creencias populares, los niveles de estrógeno durante la peri-menopausia usualmente son estables y en algunas mujeres elevados. Los niveles cambiaran más drásticamente 1 año antes de la menopausia en la mayoría de las mujeres. 

Hasta la menopausia, el estrógeno primario que el cuerpo de la mujer produce es el "estradiol" y durante la peri-menopausia el cuerpo otra clase de estrógeno llamado "estrona", no solo en los ovarios, sino también en el tejido adiposo. Los niveles de testosterona usualmente no disminuyen significativamente durante la peri-menopausia.
En la menopausia natural, el primer cambio hormonal es la disminución de los niveles de progesterona, mientras que los niveles de estrógenos se mantienen estables y en algunas mujeres elevados.

Como los niveles de estrógenos y progesterona tienen que estar en balance, si uno disminuye, el otro se eleva y viceversa. 
El resultado es esta situación, será una elevación "relativa" de los niveles de estrógenos, (llamada dominancia de estrógenos) como compensación a la disminución de los niveles de progesterona. Situación contraria al punto de vista convencional, que "ve" la peri-menopausia como una falta de estrógenos únicamente.

La mujer inicia con síntomas, como respuesta del cuerpo para "ajustar" el balance hormonal, usualmente el exceso de estrógenos. Y como los síntomas pueden ser muy variados (diferentes desbalances hormonales), no es raro que a la mujer con síntomas de exceso de estrógenos, le sean indicados MÁS estrógenos.

Con la transición, eventualmente los niveles de estrógenos tendrán grandes fluctuaciones, porque los ovarios pueden madurar varios óvulos a la vez, en lugar de solo un óvulo, como tratando de "gastar" todos estos óvulos con que la naturaleza nos envió a este mundo. Los niveles de progesterona disminuyen, porque menos y menos óvulos, completan su maduración, que produce la elevación de los niveles de progesterona en la segunda mitad del ciclo menstrual.

A continuación, anoto algunos de los síntomas comunes de disminución de los niveles de progesterona y "dominancia de estrógenos": períodos menstruales irregulares y/o abundantes, retención de líquidos, flatulencia, dolor en los senos (sensación de turgencia-llenura), cambios de humor, irritabilidad, depresión, manos y pies fríos, dolor de cabeza justo antes de la menstruación, ganancia de peso (sobre todo en el abdomen y caderas) y disminución de la libido.

Es importante es saber que la peri-menopausia y menopausia, son períodos normales de transición del cuerpo de la mujer y no un "enfermedad" que tiene que ser tratada. A pesar de la gran cantidad de propaganda con que estamos en contacto todos los días, que no nos da más alternativas que el "reemplazo" hormonal.

Lo que cabe anotar aquí, es que no todas las mujeres necesitan tomar hormonas sintéticas. En muchas culturas el reemplazo hormonal es poco frecuente, sin embargo, las mujeres no presentan muchos de los síntomas usuales de la peri-menopausia en las mujeres de la sociedad occidental.

¿Cuál es la razón?

Los ovarios no son "materia inerte" después de la menopausia, además, el cuerpo de la mujer está diseñado para producir estrógenos, progesterona y testosterona en otros sitios "auxiliares". Estudios clínicos han demostrado que los estrógenos, progesterona y andrógenos, pueden ser producidos en el tejido graso, cerebro y las glándulas adrenales. La cantidad de hormonas producidas, es particular en cada mujer y depende de los niveles de estrés que maneje, estilo de vida y nutrición.

Hay cientos de artículos publicados que anotan diferentes modalidades de tratamiento, para ayudar a la mujer en la peri-menopausia y menopausia, a tener una transición natural. El soporte se da con cambios en la dieta, suplementos, ejercicio y algunas hierbas. Y esto será el tema de discusión de nuestro próximo artículo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario