sábado, 21 de junio de 2014

Vivo la vida como hay que vivirla: viviéndola, con valentía, determinación e ilusión.


Pedro Zerolo
— La pregunta más importante... ¿Cómo está?
¡Estoy, que ya es! Por supuesto hay días para todo, pero me encuentro fuerte, con ánimo y con muchas ganas de vivir y seguir adelante.

— Hizo pública su enfermedad con todas las letras: «Lucho contra el cáncer hasta la victoria final». Suena a pelea, y de las bravas
No te equivocas. He tenido que pelear mucho en mi vida y salir de muchos armarios, y ahora me ha tocado -y he querido- visibilizar mi cáncer. Mi existencia ha sido una lucha constante, creo que soy un superviviente y un buen resistente, y eso me ha servido mucho. Ahora me toca batallar duro contra el cáncer, pero, pase lo que pase, lo afrontaré con la mayor tranquilidad posible. 

— ¿Y cómo es la batalla diaria?
Vivo la vida como hay que vivirla: viviéndola, con valentía, determinación e ilusión. Los días siguen marcados por mi actividad como concejal que me apasiona y me da muchísima fuerza, y, las jornadas de quimio –que son los viernes- estoy donde tengo que estar para luego descansar de los efectos el fin de semana. Sólo de esa forma puedo encarar los lunes asistiendo a las Comisiones y Plenos del Ayuntamiento, o dando charlas... Pero sobre todo estando en la calle, que es mi alimento personal y político. Pero que quede claro: hay días tremendos en los que no me puedo ni levantar, ¡no sé cómo saco fuerzas de flaqueza!

— Carreras, Luz Casal, Carmen Romero, Esperanza Aguirre. Algunos -como recientemente decía Concha Velasco- no se perdonan haberse derrumbado... ¿Cómo lo encaró usted?
Cuando me comunicaron lo que tenía me quedé noqueado por completo, tuve que interiorizarlo durante días para no derrumbarme y poder seguir adelante. Fue durísimo; un mazazo. Por tanto, entiendo que la gente se derrumbe pero no debemos impedirnos el perdón por ese susto inicial.

— En las redes lo comunicó de un modo muy lírico: «Tu cuerpo puede/ llenar mi vida,/ como puede tu risa/ volar el muro opaco de la tristeza»....
Subo mucha poesía a mis perfiles de Red. Y es que, unos trascienden con profetas y otros lo hacemos con poetas. La poesía me emociona y me eleva, reconforta y relaja… Y en estos momentos más. Tengo una moral y ética laica pero una vida espiritual rica y trascendente que se enriquece con la poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario