viernes, 27 de diciembre de 2013

David Grossman: "Me prometí a mi mismo no protegerme de la vida".





"Cuando perdí a mi hijo... Muchos padres en Israel han perdido a sus hijos a causa de las guerras. Para poder seguir viviendo se resguandan tanto que acaban protegiéndose de la vida. Yo supe que el dolor me iba a acompañar siempre. Pero me prometí a mi mismo no protegerme de la vida.

La gente se preocupaba por mi. Me decían "Pero ¿por qué te metes ahí? ¿por qué no esperas a que se te curen las heridas? Yo les contestaba que, si acaso, el tiempo ya lo curaría. O no. Soy de los que sospechan de las recuperaciones rápidas. No quiero distraerme para lograr no estar en contacto con el dolor. Lo que me pasó fue demasiado doloroso, pero ahora es parte de quien soy. Y yo quiero ser yo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario